12.05.2017

Día 339: Donde el llanto se silencia

Algo que escribí el 17 de Julio del 2017 y que ayer traje a colación una parte modificada en el escrito de Lucas Fulgi →  son las tres menos diez 

Este no es un poema,
es un vómito letrado que no puedo contener más.
Me consume desde adentro,
me devora toda la luz,
y yo gustosa me dejo conquistar por las lágrimas.
Debajo de la regadera, donde el llanto se silencia,
y el agua me invita a pensar
que la solución es no existir.
Así que intento concentrarme en cómo el agua fluye,
pero solo pienso que la dejo escapar,
justo como se me escapa la vida entre las manos.
En algún lugar árido no hay nada de lo que tengo aquí,
y aún así dejo el agua fluir.

Al menos hoy logré lavarme los dientes.

11.27.2017

Día #331: Un tren a la Felicidad


Me pregunto quién nos dijo que podíamos abordar este tren
¿Quién nos incitó a creer que podíamos alcanzarlo?
Como si no hubiese partido desde el inicio de los tiempos
En realidad, el tren a la Felicidad se marchó desde hace mucho
Nunca estuvo aquí o nunca existió
Fue tan solo una iusión creada para buscar, buscar,
Buscar por el resto de nuestra existencia el tren a la Felicidad
Una ilusión creada para hacernos olvidar que la vida es más que buscar
Quizá, si dejáramos de intentarlo alcanzar descrubriríamos
Descubriríamos que la Felicidad no es un lugar al que podamos llegar
La próxima vez, pregúntate, si la Felicidad debería tomar un tren a ti

11.26.2017

Día #330: Propósitos de fin de año y un cumpleaños atrasado

Hey, there!
Hace mucho que no tenía una de estas entradas con ustedes (si es que siguen por acá y no me encuentro absolutamente sola), de esas informales y directas que no hablan absolutamente de nada. AH, y que tampoco sea para hacer una lista de las razones por la que no he estado este blog. 

Es más, esta entrada es para decirles que mi meta de fin de año es escribir una entrada diaria. La mecánica será la misma ocupada por allá del 2011 y 2012. Escribir sobre la vida, las lecturas. compartirles alguna canción o video, poema, algo nuevo que haya descubierto, pensamientos, escritos... no sé. La meta es darle vida a El país de la palabra escrita durante lo que queda del año

Añoro con melancolía aquel tiempo de oro en que este blog tenía chispa y color, aunque yo hablara sobre muchas cosas depresivas y cosas por el estilo (don't worry que aun seguiré hablando de esas cosas), pero El país estaba habitado, así que era precioso. 

En fin, desde hace unos días he nombrado a las entradas como Día #xxx con la intención de ir acorde al número del día actual del año. Hoy es el día 330, así que nos ha tocado un entradica Off Topic. 

Sobre el cumpleaños atrasado. Me sorprende que este espacio haya cumplido siete añotes el pasado 7 de octubre del 2010. Sé que en realidad es más viejo porque antes fue un blog llamado Bloody Farewell, que iba sobre un fanfiction de Crepúsculo que escribí. Después eliminé todas las entradas, cambié el diseño y lo nombré Querido ángel de la muerte, para después volverse indefinidamente El país de la palabra escrita. Siete años ya de ir y venir, ¡felicidades al blog! Y muchas gracias a todos ustedes por ser parte de él, ya sea que comenzaran conmigo desde ese entonces o que apenas se hayan integrado. MUCHISIMAS GRACIAS EN VERDAD. 

Encontré entradas de cuando les hablaba sobre lo muy perdida que me sentía, sobre los miles de crushes que he tenido en la vida y el romance que tanto he anhelado vivir. Ugh, muchas cosas han cambiado y algunas otras siguen siendo bastante similares, así que leer todo eso y los comentarios me ha hecho sentir muy querida y asdfghjklñ

Así que espero poder seguir dando lata por acá durante muchos años más, y espero de todo corazón que ustedes puedan seguir conmigo. Mientras tanto, me despido derritiéndome de amor.

Con cariño siempre, Ana.